¿A qué huele la Navidad?

miércoles 24 de diciembre, 2014

El olor de la Navidad es un poderoso potenciador de la atmósfera navideña. Este artículo discute algunas de las tradiciones navideñas desde el punto de vista de los olores relacionados con ellas.

Los países donde se celebra la Navidad tienen una gran variedad de tradiciones relacionadas con esta época. En base a la certeza de que el olor de la Navidad es un poderoso potenciador de la atmósfera navideña, este artículo discute algunas de estas tradidiones desde el punto de vista de los olores relacionados con ellas. Hay influencias interculturales fascinantes en algunos de los elementos olfativos que se discuten, muchos de los cuales han viajado distancias globales, permaneciendo durante siglos en las costumbres de pueblos distintos, con infinitas re-creaciones culturales.

Este resumen se basa en la investigación llevada a cabo por Open-Senses involucrando entrevistas cualitativas con más de 50 personas de diversos países de todo el mundo, sobretodo en Europa, además investigación bibliográfica sobre la materia. Si bien no es exhaustiva, se trata de comentar algunos de los recuerdos olfativos más ampliamente extendidos, queridos, icónicos, relacionados con la Navidad, y especialmente las tradiciones que presentan similitudes entre distintos países. Son los siguientes:  

 

EL ÁRBOL DE NAVIDAD

Uno de los iconos olfativos preferidos es probablemente el olor conífero de un árbol de Navidad vivo en el hogar, no hay nada comparable. Las especies más comúnmente utilizadas son los abetos (Abies), que tienen la ventaja de no derramar sus agujas cuando se secan, además de retener un buen color y olor de sus hojas. Sin embargo, también se utilizan árboles de otros géneros, sobretodo Picea y Pinus, adaptados a distintos climas.

En Noruega y Suecia, la veneración de del árbol de Navidad es una tradición pre-Cristiana: puesto que los árboles son de hoja perenne, se consideraban símbolos sagrados de la vida, la supervivencia y la inmortalidad. En Alemania del Oeste, el ‘Árbol del Paraíso’ se utilizaba en la preparación de las representaciones medievales del ‘Día de Adán y Eva’, el 24 de Diciembre. Como no había manzanos verdes disponibles en pleno invierno, se utilizaban árboles coníferos en su lugar. Se colgaban del árbol verde manzanas rojas y obleas para representar la fruta prohibida y la redención (la Eucaristía), respectivamente. El ‘árbol del paraíso’ se situó posteriormente dentro de las casas, las manzanas se sustituyeron por objetos redondos como bolas rojas brillantes, y las obleas se cambiaron por galletas de varias formas. Aunque se originó en el norte de Europa, la tradición del árbol de Navidad se extendió por Europa, Norteamérica y por todo el mundo. Actualmente se utilizan árboles de Navidad naturales y artificiales, mientras que el olor conífero auténtico no es fácil de encontrar.

 

ORO, INCIENSO Y MIRRA

Según la Biblia, los tres Reyes Magos llevaron regales de oro, incienso y mirra al niño Jesús cuando estaba en el pesebre. Mientras que el oro no tiene olor, los otros dos regalos son resinas (sabias de árbol secas) con sus olores característicos. El incienso referido en la biblia procedía de árboles del género Boswellia y la mirra, del género Commiphora. Ambos se encuentran comúnmente en el norte de África y el Oriente Medio, y ambos se han utilizado siempre para hacer incienso.

Actualmente, la misa de Noche Buena es una ocasión especial en que mucha gente acude a la iglesia. Muchas iglesias huelen a ‘incienso’, especialmente en Navidad. Algunas de las materias primas comúnmente utilizadas en el incienso son: Borneol camphor (Dryobalanops aromatica), Benzoína de Sumatra (Styrax benzoin), Omani frankincense (Boswellia sacra), Guggul (Commiphora wightii), Golden Frankincense (Boswellia papyrifera), Bálsamo Tolu (Myroxylon toluifera), Mirra de Somalia (Commiphora myrrha), Labdanum (Cistus villosus), Opoponax (Commiphora opoponax), polvo de Sándalo (Santalum album) y polvo de Makko (Machilus thunbergii).

 

ESPECIAS

Tradicionalmente los ingredientes más lujosos disponibles se han utilizado para preparar los alimentos navideños. Por ello, estas tradiciones nos dan una idea sobre qué ingredientes se consideran o se consideraban como más valiosos, aunque asequibles para la mayoría de la gente. Esta es probablemente la razón por la que las especias son uno de los elementos navideños más relevantes en algunos países. Las principales especias típicas de Navidad son: canela, clavo, nuez moscada y jengibre. La canela es la principal. Son los elementos principales en muchas recetas navideñas de distintos países. Algunas de ellas son las siguientes: 

Speculaas (Holandés Flamenco); Speculoos (Holandés Holandés); Spekulatius (Alemán); Spéculoos (Francés) es un tipo de galleta morena, fina y muy crujiente. Se hacen con harina blanca, azúcar moreno, mantequilla y especias: canela, nuez moscada, clavos, jengibre, cardamomo y pimienta blanca. Las variedades Belgas utilizan menos especias. Tradicionalmente se consumen por San Nicolás (el 5 o el 6 de Diciembre) en Holanda, Bélgica y el Norte de Francia, típicamente tienen una imagen en la parte frontal, mientras que la parte posterior es plana. Hay diferentes interpretaciones de los orígenes del nombre ‘Speculaas’. Puede que derive del Latín ‘Speculum’, que significa espejo, porque las imágenes se cortan como un bajorrelieve especular en un sello de madera. ‘Specerij’, que en Holandés significa especiaes otro posible origen. En los Estados Unidos, Nueva Zelanda y Australia, estas galletas se suelen vender como ‘Dutch Windmill cookies’ (literamente ‘galletas de molinos de viento Holandesas’).

Gingerbread (Inglés); Lebkuchen/Pfefferkuchen (Alemán); Pain d’Épices (Francés: literalmente ‘Pan de Especias’) son galletas o bizcochos hechos con jengibre. En los países Nórdicos, la forma más popular de dulces con jengibre son las ‘Pepperkaker’ (Noruegas), ‘Pepparkakor’ (Suecas), ‘Brunkager’ (Danesas), ‘piparkakut’ (Finlandesas) or ‘Piparkoogid’ (Estonias). En Holanda y Bélgica, un ‘pan de especias’ suave y tierno llamado ‘Peperkoek’ u ‘Ontbijtkoek’ se sirve popularmente en el desayuno o durante el dia, cortado en rodajas gruesas y a menudo con mantequilla por encima. Los ‘panes de especias’ también se consumen en Rusia. En Polonia se conocen como ‘Pierniki’. En Croacia, un producto similar, conocido como ‘Licitar’ se realiza tradicionalmente en forma de corazón y se utiliza como un regalo ornamental. Con la ayuda de sus padres, los niños Alemanes a menudo construyen ‘casas de pan de especias’ (similares a la ‘casa de la bruja’ de la historia de Hansel y Gretel). Cubiertas con gran variedad de golosinas y azúcar glaseado por encima, son decoraciones navideñas muy populares. 

 

VINO ESPECIADO

El vino, normalmente tinto, combinado con especias y típicamente servido caliente, es otra tradición navideña en muchos países Europeos, donde se puede encontrar con diversas recetas y nombres distintos, pero todos ellos en torno al mismo concepto: vino especiado caliente.

Glühwein (Alemán); ‘Vin Chaud’ (literalmente ‘vino caliente’, Francés) es popular en los países de habla Alemana y en la región Francesa de Alsacia. El vino tinto se calienta y se le añaden especias con canela en rama, vainas de vainilla, clavos, cítricos y azúcar. Se bebe puro o bien  ‘mit Schuss’, es decir, adicionado con ron o licor.

Glögg designa el vino especiado en los países Nórdicos. Los principales ingredientes clásicos son: vino tinto, azúcar, especias como canela, cardamomo, jengibre, clavos y naranja amarga, y opcionalmente también bebidas de mayor graduación alcohólica como vodka, akvavit o brandy.

Mulled wine es el nombre Inglés para esta receta caliente, hecha con vino, azúcar, zumo de naranja, canela, anís estrella, nuez moscada y clavo.

Greyano vino (‘vino caliente’) de Bulgaria, se hace con vino, miel y pimienta. También se le pueden añadir manzanas, limones y naranjas.

Kuhano vino (‘vino cocido’), en Croacia, Montenegro, Eslovenia y Servia, se hace con vino tinto y nuez moscada, clavos, canela, azúcar y piel de naranja, a menudo se sirve con rodajas de naranja o limón.

Recetas similares de ‘vino herbido’, con variaciones en los ingredientes especiados y frutales, se encuentran en la República Checa: ‘Svařené víno’; Hungría: ‘Forralt bor’; Italia y Francia: ‘Vin Brûlé’; Polonia: ‘Grzane wino’; Rumania: ‘Vin fiert’;y Rusia: Глинтвейн (o ‘Glintwein’).

 

NARANJAS Y MANZANAS

En el invierno Europeo, las manzanas y naranjas eran tradicionalmente las frutas frescas más generalmente disponibles. Por ello, su olor está presente en muchas tradiciones navideñas, a menudo en combinación con especias:

Christmas orange pomander. Esta delicia tradicional navideña se realiza incrustando una naranja con clavos enteros y dejándola curar seca, después de lo que puede durar varios años. Refresca y perfuma el aire, y mantiene un buen olor en los cajones y los armarios de la ropa, además de ahuyentar las polillas. El nombre ‘pomader’ procede del Francés antiguo ‘Pomme d’Ambre’ (es deir, ‘manzana de ámbar’), una bola hecha con perfumes, como el ámbar gris (de aquí su nombre), almizcle, o civeta. En la edad media, los `pomanders’ eran una forma precoz de aromaterapia. El ‘pomander’ se llevaba colgado o en un recipiente, también conocido con el mismo nombre, como una protección contra las infecciones en tiempos de enfermedades.

El Pastel de Manzana es un postre típico de Navidad en los Estados Unidos. El pastel de manzana tradicional Inglés se hace con buenas manzanas, especias (principalmente canela), higos, pasas y peras, en un fondo de masa de pastel. El azafrán se utiliza para dar color al relleno del pastel. Por ello, ‘Manzana y Canela’ es un olor icónico navideño en muchos países. En los países de habla Inglesa, el pastel de manzana es un postre de popularidad perdurable, que se come caliente o frío, sólo o bien con helado, nata, o crema. Llegado a Norteamérica con la colonización, el pastel de manzana se convirtió en un símbolo de la prosperidad Americana y el orgullo nacional desde el siglo diecinueve, lo que se resume en la típica afirmación ‘Tan Americano como el pastel de manzana’, que significa ‘Típicamente Americano’.

 

FRUTAS SECAS

Tradicionalmente, ciertas frutas frescas no estaban disponibles en el período navideño en Europa, por lo que se utilizaban como frutas secas: pasas, higos secos, orejones o ciruelas pasas. Son la base de algunas recetas típicas de Navidad:

El ‘Christmas pudding’ se sirve tradicionalmente el día de Navidad en el Reino Unido. Sus orígenes se hallan en la Inglaterra medieval. Muchos hogares Ingleses tienen su propia receta, en algunos casos pasada de generación en generación. Esencialmente la receta incluye azúcar moreno, sebo, pasas, grosellas, harina, migas de pan, almendras, piel de limón, huevos, canela, nuez moscada y otras especias. Es muy oscuro – casi negro- debido al azúcar moreno y al largo tiempo de cocción. La mezcla se puede humedecer con zumo de cítricos, brandy, ron, y otras bebidas alcohólicas. Los ‘Christmas puddings’ se suelen secar colgados durante semanas antes de servirlo para potenciar su aroma. Se moja con brandy y se enciende, y se lleva a la sala ardiendo (con una llama azul y amarilla). Todo ello produce un olor especial. Se sirve con un ramito de acebo encima.

El Panettone es un tipo de pan dulce de molde original de Milan (en Milanés se llama ‘Panaton’), normalmente preparado y disfrutado en Navidad y Año Nuevo en Italia, Malta, Brasil, Alemania y Suiza, y es uno de los símbolos de la ciudad de Milan. En América Latina, especialmente en Venezuela, Argentina, Paraguay, Uruguay, Brasil, Ecuador, Bolivia, Chile, Colombia y Perú, es un alimento básico de la cena de Navidad. Los orígenes de este pastel son antiguos, de la época del Imperio Romano, cuando los Romanos endulzaban un tipo de pan tierno con miel. Los inmigrantes Italianos que fueron a Sudamérica llevaron su predilección por el Panettone. Éste se realiza mediante un largo proceso que incluye el curado de la pasta, que es ligeramente ácida. El proceso lleva varios días, para hacer que el pastel adquiera su característica textura muy tierna. Contiene naranja confitada, limón, piel de limón, y pasas, que se añaden secas, no mojadas. Se sirve cortado en tajadas verticales y acompañado con un vino dulce, como el Asti o el Moscato d'Asti.

El Weihnachtsstollen / Christstollen es un pastel tradicional Alemán, similar al Panettone italiano, que contiene frutas secas y está cubierto de azúcar. El pastel se hace normalmente con frutas confitadas cortadas y frutas secas, frutos secos y especias. Un pastel similar, propio de la cocina Holandesa, se llama Kerststol en Holandés.

 

FRUTOS SECOS

Otro tipo de comida tradicionalmente disponible en el invierno Europeo, especialmente en los países Mediterráneos, son los frutos secos: almendras, piñones o avellanas, que son la base de algunos dulces típicos de Navidad:

El Turrón, ‘Torró (Catalán), ‘Torrone’ (Italiano), o ‘Nougat’ (Inglés) es un dulce típicamente hecho con miel, azúcar y clara de huevo, con almendras tostadas u otros frutos secos, y suele tener forma de tableta rectangular o torta redonda. Se consume frecuentemente como un postre tradicional de Navidad en España e Italia. Hay también algunas variedades en América Latina y en las Filipinas. Todas la versiones del nombre parecen derivadas del latín ‘Torrere’ (tostar). Este dulce puede haber derivado de la cocina de los Musulmanes Ibéricos durante la conquista cristiana de España, ya que tenían un postre similar denominado ‘Turun’. El Turrón se conoce por lo menos desde el siglo 15 en la ciudad de Jijona/Xixona (antiguamente Sexona), en el norte de Alicante. Un Torone similar es típico de Bagnara, Taurianova, Benevento y Cremona en Italia. El turrón se consume comúnmente en casi toda España, algunos países de América Larina, y en el Rosellón (Francia). Se encuentran variaciones de este tipo de producto en todo el Mediterráneo. Y existen dulces similares en Filipinas, aunque no se relacionan con las celebraciones de Navidad.

 

AIRE HELADO

En el Norte de Europa y Norteamérica, las celebraciones navideñas se asocian al invierno y al clima frío. Por ello, el ‘olor’ de ‘aire helado’, nieve, y hielo se asocia a la Navidad. En países como Holanda, Alemania o Suiza, la gente va a patinar sobre hielo. Cuando la nariz empieza a enfriarse, si se inhala profundamente, se percibe una sensación especial de ‘aire helado’, una especie de frescor ozónico y cristalino. Aunque es difícil de reproducir en un perfume, muchos productos aromáticos vendidos en Navidad están inspirados en esta sensación icónica.

 

AVES ASADAS

En muchos países se preparan pavos, patos y gansos asados para el día de Navidad. Se trata de una de las tradiciones navideñas más universales, incluyendo por lo menos el Reino Unido, Irlanda, Estados Unidos, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Finlandia, Islandia, España, Mexico, Perú, Chile, Guatemala, Portugal, Brasil, Hungría, Suiza e incluso Hong Kong. En Francia y en la Suiza francófona, el pavo se rellena con castañas.

 

FUEGO DEL HOGAR

Muchos rituales navideños en Europa y Norteamérica se realizan al lado del hogar. Por ello, el olor del fuego del hogar (a humo y a madera) es también un olor icónico de la Navidad.

 

Subir