Marketing Olfativo Aplicado

viernes 30 de agosto, 2013

Existen diferentes tipos de sistemas para difundir olores para su aplicación en Marketing Olfativo. Unos son apropiados para grandes espacios y otros para pequeños rincones o cajas. Pueden situarse más cerca o lejos del público y proporcionar mayor o menor intensidad y duración del olor. Los hay ruidosos y silenciosos, más caros y  más económicos, y más o menos ecológicos. Unos son más prácticos que otros y algunos incluso acarrean ciertos riesgos. La elección de un sistema de difusión en Marketing Olfativo requiere estudiar cuidadosamente las ventajas e inconvenientes de los distintos sistemas disponibles.

Este artículo discute los principales sistemas de difusión utilizados en Marketing Olfativo Aplicado, teniendo en cuenta su funcionamiento, costes y aplicabilidad práctica.

 

Espray de aplicación manual: Se puede aplicar el olor corporativo en el punto deseado, en el momento oportuno y en mayor o menor cantidad. Requiere de una persona que lo active. Es adecuado, por ejemplo, para dar un toque de olor corporativo tras cada limpieza de las habitaciones de un hotel. Son relativamente económicos y se suelen aprovechar al máximo.

 

Difusor pasivo sólido: Puede ser un gel, una celulosa u otro sustrato poroso impregnado con perfume. Permite aportar un olor de larga duración en un espacio pequeño, como un coche. También se puede depositar en los sistemas de tratamiento del aire de grandes edificios. Puede proporcionar un olor corporativo relativamente intenso. En función de sus características técnicas, el olor puede ser más o menos constante. Este tipo de difusor resulta más o menos caro en función de su duración e intensidad.

 

Difusor pasivo líquido: Por ejemplo, un producto tipo ‘Mikado’ (botella de cristal con perfume líquido y cañas vegetales para la difusión). A menudo con diseño natural y elegante, tienen el riesgo de que se vierta el líquido, por lo que no son recomendables en lugares donde el público pueda tocarlos. Los precios de estos productos pueden variar muy notablemente en función del diseño y de la calidad del perfume. Por ello hay que saber elegir los perfumes de mayor calidad.

 

Difusor sólido con ventilador: Suele ser un gel impregnado de perfume que difunde su aroma mediante la corriente de aire que genera el ventilador. En función del tipo de fórmula y funcionamiento puede ser un producto ecológico, que proporciona un gran rendimiento olfativo y requiere poca energía. Puede funcionar con pilas o con electricidad. Los precios pueden variar en función de su tamaño y duración, siendo éstos bastante más económicos que otros sistemas de difusión que proporcionan rendimientos semejantes

 

Difusor líquido con ventilador: Se trata de un recipiente con perfume, con un sistema de transporte del líquido hacia el exterior del recipiente, donde se difunde por la corriente de aire que genera el ventilador. Su principal inconveniente es el riesgo de que se vierta el líquido, por lo que deben mantenerse alejados del público. Puede funcionar con pilas o con electricidad. Estos difusores pueden tener precios más o menos altos en función del tamaño y diseño.

 

Difusor eléctrico líquido por calor: Suelen ser aparatos relativamente caros, con diseños más o menos elegantes. El perfume líquido se calienta mediante la energía eléctrica, difundiendo así el olor de forma constante. En función del tipo de aroma pueden descompensarse a lo largo del tiempo debido al calor y cambiar de olor perdiendo las notas frescas e incluso dejando de percibirse por completo. Este tipo de difusor suele tener precios muy altos, pues se trata de una tecnología de alto coste. Algunos además ofrecen un diseño especial, pues suelen estar a la vista y en contacto con el público.

 

Difusor eléctrico líquido por bomba de vacío: Se basan en el denominado ‘efecto venturi’: una corriente de aire en un tubo con un poro aspira el perfume líquido y lo difunde en el aire mediante pequeñas gotas. Se pueden conectar a los sistemas de tratamiento del aire de grandes edificios. Tienen la ventaja de proporcionar un olor muy constante. Sin embargo son ruidosos, pueden manchar e incluso deteriorar las superficies cercanas al difusor. Es importante asegurarse que el público no tenga ningún contacto con las gotas que desprenden. Tienen un consumo eléctrico relativamente alto, por lo que son poco ecológicos. Los precios dependen de su tamaño, siendo relativamente económicos porque no precisan diseño al no estar en contacto con el público.

 

Difusor líquido piezoeléctrico: Dispone de un sistema especial, de alta tecnología, que difunde pequeñas gotas en el ambiente. Sus ventajas son parecidas al anterior (bomba de vacío), y es menos ruidoso. Además su consumo eléctrico es muy pequeño, por lo que es más ecológico. Al igual que en el anterior, hay que asegurarse de que el público no tiene ningún contacto con las gotas que desprenden. Puede funcionar con pilas o con electricidad. Estos difusores son relativamente caros y hay que estar muy atentos a la duración de la garantía de funcionamiento del equipo, pues se pueden averiar al poco tiempo.

 

Otros. Se pueden encontrar o desarrollar otros tipos de sistemas para la aplicación del Marketing Olfativo. En cada caso hay que tener muy en cuenta no sólo sus costes y aspectos prácticos, sino todas sus características técnicas. Por ejemplo, el incienso no es recomendable por su potencial toxicidad.

 

Puesto que el profesional de Marketing no es necesariamente un experto en Marketing Olfativo Aplicado, es recomendable que se asesore con profesionales cualificados antes de invertir en sistemas de Marketing Olfativo. En general hay que elegir los sistemas con la mejor relación calidad-precio, más prácticos, ecológicos, seguros, duraderos y que se integrarán mejor en el lugar de aplicación.

 

En Open-Senses nuestra pasión es la innovación sensorial.  Si quieres compartir esta pasión con nosotros, puedes contactarnos en www.open-senses.com.

 

Links Relacionadas:

www.scentmarketing.org

www.clinicalmolecularallergy.com/content/6/1/3

Subir