Marketing Experiencial con Olores

viernes 31 de agosto, 2012

¿Cómo usar el sentido del olfato para seducir a los consumidores?

El marketing olfativo se está usando cada vez más en las estrategias de ‘Branding’. Porque dondequiera quehayacontacto directo y físico con el cliente, un olor adecuado puede tener un gran impacto: tiendas, hoteles, restaurantes, bancos, oficinas, eventos especiales y, en general, lugares donde van los clientes.

Según un reciente estudio realizado por Open-Senses, alrededor del 94% de las personas  afirma que ‘algunos aromas nos evocan bellos recuerdos y nos hacen sentir mejor’, y el 85% de las personas está de acuerdo en que ‘oler a menudo nuestros olores favoritos mejora nuestro bienestar’.  Es decir que el sentido del olfato se puede usar para mejorar la Experiencia de Compra.

Las claves para el Marketing Olfativo son la constancia y la diferenciación. De esta forma el cliente percibe la diferencia entre la Marca y ‘las demás’, la percibe siempre de la misma forma, y de acuerdo con los Valores de Marca.

Los olores tienen un gran poder para cambiar nuestra Percepción General:

Según el famoso gurú del ‘Branding’, Martin Lindstrom, Nike comprobó experimentalmente las ventajas de utilizar aromas ambientales en la experiencia de compra. Se pidió a dos grupos de consumidores que evaluaran dos pares de zapatillas idénticas, un grupo en una sala con aroma floral y una sin aroma ambiental. El 84% de los consumidores percibió como mejores los zapatos en la habitación con aroma floral. Así pues, la presencia de un aroma ambiental agradable puede hacernos percibir los productos como ‘mejores’, de forma inconsciente.

Algunos aromas pueden cambiar la forma como procesamos la información. Por ejemplo, un aroma de limón puede tener efectos estimulantes, de forma que se podría utilizar el aroma de limón en el lanzamiento de un nuevo producto, de la misma forma que utilizamos un sonido estimulante para llamar la atención.  

El olor influye mucho en la percepción de la eficacia de los productos. Un hecho ampliamente conocido en la industria de los productos de limpieza del hogar es que los consumidores perciben mejor o peor capacidad de limpieza de los productos en función de su olor. Por ello, por ejemplo, se testan varios lavavajillas líquidos de idéntica fórmula (y por tanto, igual capacidad técnica ‘desengrasante’) pero con distintos olores, a fin de seleccionar aquél que los consumidores perciben como ‘mejor desengrasante’ en función de su olor.

Olores seductores pueden incrementar las ventas porque mejoran la Experiencia de Compra: El olor a chocolate en una tienda de chocolate mejora la experiencia de compra. El olor a ropa limpia puede ayudar a vender mejor las lavadoras. Los olores ‘de Navidad’ pueden ayudar a crear la atmósfera navideña, junto con la decoración. Olores de flores pueden proporcionar una experiencia de compra superior en una floristería.

De la misma forma que la música puede gustar o molestar, algunas personas se pueden sentir incómodas con olores inadecuados, intrusivos o demasiado fuertes. Por ello, en Marketing Olfativo, los olores deben ser siempre acertados, adecuados al ambiente, y en línea con los Valores de Marca.

En Open-Senses nuestra pasión es la innovación sensorial.  Si quieres compartir esta pasión con nosotros, puedes contactarnos en www.open-senses.com

Subir