ON + OFF = Más Olor

jueves 28 de febrero, 2013

ON + OFF = Más Olor

ON + OFF = Más Olor.

La percepción del olor se acentúa eliminando a ratos el estímulo olfativo. El Marketing Olfativo puede beneficiarse de este hecho biológico.

La adaptación olfativa es la incapacidad, temporal y normal, de percibir un olor tras una exposición prolongada al mismo. Se trata de un hecho normal que se incluye en el fenómeno más amplio de la adaptación sensorial. Consiste en la disminución de la entrada de información sensorial repetitiva y constante a fin de no saturar el cerebro con información redundante. Ocurre con todos los sentidos pero es especialmente importante en el olfato porque puede llegar a la ausencia completa de percepción olfativa.

Es un fenómeno normal que probablemente todos hemos experimentado. El típico ejemplo de adaptación olfativa es: una persona entra en una sala aromatizada y sus receptores olfativos notan el olor, activando el sistema olfativo neuronal. Si la persona se queda en la sala, estos receptores darán señal del mismo olor una y otra vez. Sin embargo, tras un cierto tiempo, el fenómeno de la adaptación olfativa ocurrirá: La información olfativa redundante será atenuada (el sistema se adaptará) y el olor irá desapareciendo poco a poco hasta que la percepción olfativa se parará completamente.Entonces la persona tendrá la impresión de que no hay ningún olor, aunque en realidad el estímulo olfativo seguirá presente en el aire.

Si esa persona se ausenta de la sala por unos minutos y luego regresa, volverá a percibir el olor de la sala. Un punto muy notable sobre la adaptación olfativa es que la sensación olfativa reaparece sólo cuando la entrada de información no se mantiene constante. Cuando la persona sale de la sala y vuelve, la entrada de información no se ha mantenido constante y por ello la sensación olfativa reaparece.

Una aplicación interesante de este hacho en Marketing Olfativo es que las personas percibirán mejor un olor en una sala con algunos ‘rincones perfumados’ que una sala totalmente perfumada. Esto ocurrirá porque la adaptación olfativa se evitará en la sala con rincones perfumados. Por ejemplo, una tienda puede tener cuatro ‘rincones perfumados’ situados estratégicamente (la entrada, dos áreas promocionales y la caja). De esta manera los consumidores percibirán el olor una y otra vez, ya que el estímulo olfativo en realidad ‘aparecerá y desaparecerá’, cuando se muevan a través de la tienda, pasando por áreas perfumadas y no-perfumadas.

Por ello, en algunos casos, aromatizar rincones en lugar de espacios completos puede tener al menos las siguientes ventajas:

a)    Es más eficazporque se evita la adaptación olfativa, realzando la percepción olfativa.

b)    Contribuye a ahorrar dinero porque se reducen los costesen fragancia.

c)     Es más ecológicoya que evita ‘derrochar’ perfumes por aromatizar todo el espacio.

 

En Open-Senses Somos Expertos en Marketing Olfativo y disponemos de los mejores difusores y aromas para el Punto de Venta. Puedes contactarnos en www.open-senses.com/es/contacto.

 

Literatura Relacionada:

  • Anthony A. Williams, Gillian M. Arnold, “The influence of presentation factors on the sensory assessment of beverages”, Food Quality and Preference (1991) 3, 2, 101.
  • O’Mahony, M. “Sensory Adaptation”. Journal of Sensory Studies (1986) 237-258.
  • O’Mahony, M.; Wong, Say-Yin. “Time-intensity scaling with judges trained to use a calibrated scale: adaptation, salty and umami tastes.” Journal of Sensory Studies 3 (1989) 217-236.
Subir