Publicidad Olfativa en el Lugar de Venta.

sábado 31 de mayo, 2014

El actual crecimiento del Marketing Olfativo ya ha dado lugar a la nueva revolución olfativa en el Punto de Venta.

Mientras algunas de las marcas de gran consumo más innovadoras ya están usando aromas para atraer la atención de los consumidores a sus expositores, muchos están aún preguntándose cómo aplicar aromas en el Punto de Venta. El objetivo es dar un ‘Mensaje Olfativo’ adecuado y efectivo a los consumidores, en el lugar y momento oportunos para que compren más. Este artículo comenta los criterios más importantes a tener en cuenta en la aplicación de la Publicidad Olfativa en el Lugar de Venta. Son los siguientes:  

  • Es imprescindible disponer de la máxima calidad olfativa. Un defecto de calidad en el aroma puede ser muy contraproducente. Por ejemplo, si estamos anunciando un pastel de manzana con un aroma ‘químico’ parecido a un pastel de manzana, el olor resultará repulsivo en vez de atractivo.
  • Sólo la intensidad justa es deseable. Los aromas demasiado fuertes resultarán intrusivos, mientras que los flojos no serán efectivos.
  • La manipulación por parte del Gestor del Punto de Venta (GPV) debe ser muy práctica: el sistema no debe requerir pilas, la activación debe ser muy fácil, y la manipulación muy segura.
  • En el Punto de venta no hay enchufes disponibles, por lo que los sistemas de difusión del aroma deben ser portátiles.
  • El difusor del aroma debe ser muy discreto, y sólo se debe percibir el olor. Idealmente, debe estar integrado en el PLV.
  • El Sistema debe ser fácilmente accesible para el GPV y a la vez debe estar fuera del alcance del público.
  • La seguridad es un punto importante: el Sistema no debe gotear ni manchar las superficies, los productos, el suelo o la gente.
  • Un Sistema actual para la difusión de aromas en el Punto de Venta debe ser biodegradable.
  • Considerando las típicas campañas de Publicidad en el punto de venta en gran distribución, la duración del aroma debe ser de 20 a 30 días.
  • Los costes deben estar en línea con el mercado de PLV.
  • Dispersión del aroma: en función de los objetivos de la campaña de Publicidad, el aroma se debe percibir bien a una distancia de 10, 50, 100 o 200 cm. Las distancias más largas pueden resultar caras e intrusivas. Las distancias cortas pueden tener costes bajos y proporcionar un efecto ‘tester de aromas’. Las distancias más largas proporcionan un efecto de atracción de los consumidores que pasan cerca del expositor, y en consecuencia sus costes son más altos, ya que se debe difundir más cantidad de aroma en el ambiente.
  • El Sistema de difusión de los aromas también debe permitir controlar la localización del aroma, a fin de asegurar que el olor no se difunde también en el expositor de la competencia.
  • La versatilidad de formas y tamaños es un elemento importante. Así, el mismo sistema, con diferentes formas o módulos, se puede aplicar a expositores más pequeños y más grandes.
  • Finalmente, el Sistema debe ser adecuado a todo tipo de expositores: de sobremesa, de estanterías, altos, bajos, de usar y tirar, permanentes, y con diferentes tipos de materiales.

Open-Senses ha desarrollado, patentado y lanzado un Sistema de Difusión de Aromas especialmente diseñado para la Publicidad en el Lugar de Venta (PLV). Porque en Open-Senses Somos Expertos en Marketing Olfativo y disponemos de los mejores difusores y aromas para el Punto de Venta.

Más información en: Open-Pills.

 

Subir